domingo, 28 de octubre de 2012

¡Sí, Quiero! (por Silvina)

La noche está oscura y hace mucho frío. Pero hay tantas estrellas que nos iluminan a los dos. Te veo. Nunca me había dado cuenta de lo claros que son tus ojos.

Me da mucho miedo mirar a los ojos a los hombres, siempre me pasó. Pero me animo. ¡Esta vez sí que vale la pena!

De repente, siento tus brazos sobre mis hombros. Un abrazo calentito para salir del frío, entrando rápidamente en calor. Manos grandes que me aprietan y el deseo de que no me suelten nunca.

Cuánto tuve que caminar para llegar a este abrazo. A este calor. A estas ganas de entregarme a la pasión y olvidarme de todo.

Al costado, el fuego ardiendo. La seguridad de que adentro tuyo y mío también está.

Me quiero entregar, me quiero abrir a esto desconocido. Yo, la reina del despojo, de repente quiero enlazarme con vos para siempre. ¿Para siempre? Sí. En esta noche estrellada, con montañas y el lago a nuestro alrededor, yo acabo de descubrir el más lindo de los sentimientos.

El beso tarda, se hace esperar tanto que casi me animo y lo doy yo. Pero llega. Y la promesa de estar juntos se hace realidad, y se resignifica día a día.

Los miedos desaparecieron en el momento en el que mis ojos se metieron en los tuyos, y ya no quieren salir nunca más.

Al menos hoy, te vuelvo a elegir eternamente.

Silvina

3 comentarios:

  1. Es hermoso! me encantó, se me puso la piel de gallina. el beso, me llevó a mi primer beso con mi amor, y asi, se hizo esperar.

    ResponderEliminar
  2. ey... esto es sobre mí????
    y porque no lo leí antes?
    GRACIAS.
    TE AMO Y TE ELIJO HOY TAMBIEN

    ResponderEliminar